Alopecia areata

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es una pérdida de pelo en una parte de la cabeza. El pelo se cae dejando una o varias calvas redondeadas del tamaño de un euro. En casos muy raros se extiende por la cabeza e incluso por todo el cuerpo, es la alopecia universal.

Aunque la enfermedad suele iniciarse en la niñez, puede aparecer más tarde. El riesgo de tener alopecia areata es mayor si se tiene algún familiar cercano con la enfermedad.

La evolución de la enfermedad varía de una persona a otra. El pelo puede volver a crecer o no, es imprevisible. Incluso las personas que pierden todo el pelo pueden recuperarlo completamente. En general podría decirse que el pelo se recupera en el 80% de los casos entre 3 meses y un año. Las alopecias que no se recuperan en este tiempo, tienen un pronóstico malo.

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune. El sistema de defensa de nuestro cuerpo ataca por error a los folículos pilosos propios, lugar donde nace el pelo. No se sabe porqué los ataca. Se cree que en el fondo hay factores genéticos (por eso es más frecuente en algunas familias) que se activan por infecciones víricas u otro estímulos exteriores.

¿Qué tratamientos hay para la alopecia areata?

No existe un tratamiento definitivo para la alopecia areata. Ni siquiera los tratamientos que suelen usar los profesionales tienen una eficacia demostrada.

Estos tratamientos pueden ayudar a que el pelo vuelva a crecer, pero no pueden evitar la pérdida de nuevo pelo ni pueden curar la enfermedad. Estos son algunos de los tratamientos tradicionales que pueden ayudar a que el pelo vuelva a crecer, una utilidad sintomática más que curativa:

  • Los corticosteroides son medicamentos que reducen la inflamación y actúan sobre sistema inmunitario. Cuando se usan para la alopecia areata, los corticosteroides se pueden administrar en cremas, lociones o inyectados. El tratamiento con corticosteroides potentes aplicados en la piel favorece el crecimiento del pelo en algunos pacientes, pero no hay datos sobre los resultados a largo plazo. Los corticosteroides inyectados en la zona de la alopecia también estimulan el crecimiento del pelo, pero su efecto dura pocos meses y se desconoce el resultado a largo plazo. Los corticoides en pastillas tienen efectos secundarios importantes y no se deben tomar.
  • El Minoxidil al 5 por ciento, un fármaco utilizado inicialmente para el corazón, y la antralina son muy usados porque son tratamientos relativamente seguros, aunque tienen una eficacia dudosa, temporal y limitada.
  • La inmunoterapia de contacto es el tratamiento mejor documentado en alopecia areata grave (universal). Es eficaz en menos del 50% de los pacientes, implica múltiples visitas al hospital durante varios meses y tiene efectos adversos a tener en cuenta.
  • La fotoquimioterapia es un tratamiento en el que se toma un medicamento que hace más sensible la piel a la luz ultavioleta que se aplica a continuación sobre la zona sin pelo (PUVA). No es recomendable por sus efectos adversos y falta de eficacia.

Al no haber un tratamiento eficaz, muchas personas recurren a tratamientos complementarios o alternativos como la acupuntura, la terapia aromática, el zinc, suplementos vitamínicos o yerbas chinas, lo que no es aconsejable ni útil. Como la alopecia areata es un problema que habitualmente se resuelve solo, algunas personas que usan estas terapias les atribuyen el mérito de cura. No tengas en cuenta estas opiniones, habla con tu médico y resuelve todas las dudas que tengas.

Usa un filtro solar y protege la zona sin pelo del sol para evitar quemaduras.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org