La metformina en las personas con función renal alterada

La metformina es el fármaco mas utilizado por los pacientes con diabetes por su eficacia y seguridad. Sin embargo su uso está contraindicado cuando existe insuficiencia renal y no es infrecuente que las personas con diabetes sufran también insuficiencia renal crónica. El grado de insuficiencia renal se mide mediante la determinación de creatinina plasmática y el filtrado glomerular.

Algunas agencias recomiendan no utuilizarla si los niveles de creatinina son superiores a 1,4 mg/dl en mujeres o a 1,5 mg/dl en varones o si el filtrado glomerular es inferior a 45 ml/minuto. Otras no la recomiendan con filtrados menores de 60 ml/minuto. Hay coincidencia en no utilizarla en ningún caso si el filtrado glomerular es inferior a 30 ml/minuto.

En un estudio observacional sueco sobre 51 675 individuos con diabetes tipo 2 se confirmó la eficacia de la metformina ya que se asoció con un menor riesgo de muerte en comparación con los pacientes tratados con otros antidiabéticos orales, insulina o insulina combinada con antidiabéticos orales. Aunque en el estudio se incluyeron pocos pacientes con insuficiencia renal con un filtrado glomerular entre 30–45 ml/min, en los tratados con metformina no se observó ningún aumento del riesgo de muerte ni de acidosis metabólica ni de infección grave ni de enfermedad cardiovascular. 

Los autores concluyen que la metformina no aumentó el riesgo de muerte ni de acidosis metabólica ni de infección grave y recomiendan un enfoque menos restrictivo de su uso en pacientes diabéticos con insuficiencia renal apuntando como punto de corte el filtrado glomerular de 45 ml/min.

Referencias

© 2018 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org