La insuficiencia cardiaca

¿Qué es la insuficiencia cardiaca?


Hablamos de insuficiencia cardiaca cuando el corazón no tiene capacidad suficiente para bombear toda la sangre que necesita el resto del cuerpo. La sangre lleva a las diferentes partes de nuestro cuerpo el oxígeno que necesitan.

Habitualmente, cuando hacemos ejercicio se necesita más oxígeno, por lo que el corazón bombea más sangre en esta situación. La persona que sufre insuficiencia cardiaca suele tener cansancio y fatiga (falta de aire o disnea) al realizar ejercicio físico. Con el tiempo, a medida que progresa la enfermedad, esta fatiga puede aparecer con esfuerzos cada vez menores e incluso en reposo.

La insuficiencia cardiaca es un problema crónico cada vez mas frecuente y que puede aparecer a cualquier edad, aunque es mas frecuente en personas mayores.

Es una de las causas más frecuentes de ingreso hospitalario: en 2010 hubo 107.347 ingresos por este motivo en los hospitales españoles y cada paciente permaneció alrededor de 9 días en el hospital por cada ingreso.

¿Cuáles son las causas de la insuficiencia cardiaca?

Las causas más frecuentes de insuficiencia cardiaca son:
  • Cardiopatía Isquémica. Se trata de una enfermedad consecuencia del endurecimiento y estrechamiento de las arterias del corazón (arterias coronarias) debido a daño y acúmulo de colesterol en su pared. Este daño y acúmulo de colesterol forman la placa de arterioesclerosis. Las arterias coronarias llevan al corazón el oxígeno que necesita. El estrechamiento de estas arterias impide que llegue toda la sangre que el corazón necesita, lo que disminuye su capacidad funcional.
  • Hipertensión arterial (Tensión arterial alta). Cuando la presión en las arterias, que son como las tuberías del cuerpo, es alta, el corazón, que es la bomba, tiene que trabajar mas, se agranda para vencer la resistencia y se vuelve más rígido y menos efectivo. La hipertensión también endurece las arterias y puede estropear el riñón contribuyendo por estos mecanismos a sobrecargar el corazón.
  • Miocardiopatía. Por diferentes causas el músculo cardiaco se puede deteriorar y perder su capacidad para bombear sangre: algunas infecciones víricas, alcohol, drogas o por causa desconocida.
  • Enfermedades de las válvulas cardíacas. Si está alterada alguna válvula del corazón, la bomba funciona mal y acaba por no ser todo lo efectivo que debiera.
  • En algunas enfermedades como la anemia o el hipertiroidismo, el corazón tiene que trabajar más de la cuenta y puede no dar abasto.


© 2018 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org