Anemia

¿Qué es la anemia?

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene menos hemoglobina o glóbulos rojos de lo normal y llega menos oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene menos hemoglobina o glóbulos rojos de lo normal.

Los glóbulos rojos llevan el oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo gracias a una proteína llamada hemoglobina. La hemoglobina es de color rojo porque tiene mucho hierro y es la responsable del color de la sangre.

Cuando hay poca hemoglobina el cuerpo no recibe suficiente oxígeno. Como resultado, puedes sentirte fatigado o débil. A veces con falta de aire, dolor de cabeza, palpitaciones, zumbido de oídos o alteraciones del gusto. Es probable que estés más pálido de lo habitual. También puede haber síntomas relacionados con el problema que produce la anemia.

Los glóbulos rojos se producen dentro de los huesos, en la médula ósea. La anemia puede producirse por pérdida de sangre, por menor producción de glóbulos rojos que la necesaria o cuando es mayor su destrucción que su producción. Estas alteraciones pueden ser debidas a varios problemas de salud. Su pronóstico depende de la causa, de la intensidad de la anemia y de la situación física de la persona que la padece.

La causa más frecuente de anemia es la falta de hierro que puede ser consecuencia de reglas muy abundantes, sangrados de todo tipo, falta de absorción por enfermedades intestinales o tomar una dieta deficitaria en hierro.

Otras causas son: la falta de otras vitaminas (vitamina B12 o ácido fólico), enfermedades crónicas, enfermedades autoinmunes, enfermedades óseas que disminuyan la producción de glóbulos rojos, etc.

¿Qué es la anemia por falta de hierro?

La anemia por falta de hierro o anemia ferropénica se produce cuando no hay suficiente hierro en el cuerpo para que se forme toda la hemoglobina necesaria. La hemoglobina es una proteína que está en los glóbulos rojos y es la encargada de llevar el oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo. Es de color rojo porque tiene mucho hierro y es la responsable del color de la sangre.

La falta de hierro es un problema frecuente que ocurre por lo general como consecuencia de pérdida de sangre, aunque también puede deberse a una mala alimentación o a la incapacidad de absorber suficiente hierro de los alimentos.

La anemia por falta de hierro se presenta cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro para producir glóbulos rojos y tras consumir el almacenado como reserva.

La anemia por falta de hierro puede producir cansancio, sensación de falta de aliento, dolor de cabeza, zumbido de oídos, palpitaciones y alteraciones del gusto.

En general es leve, aunque puede resultar grave si la anemia es muy marcada o la persona que la sufre tiene enfermedades crónicas que puedan descompensarse.

En caso de anemia ferropénica siempre debe buscarse la causa original y tratarla. Además se debe tomar hierro suficiente para corregir su carencia. Esto es sencillo y muy efectivo. Se deben tomar alimentos ricos en hierro a los que puede ser necesario añadir pastillas de hierro. Las pastillas más eficaces y económicas son las que tienen sulfato de hierro.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org