Macrocitosis

Macrocitosis

En los análisis de sangre habituales se mide de forma rutinaria y automática el tamaño (volumen) de los glóbulos rojos. Tanto en varones como en mujeres el valor normal está entre 80.0 - 99.0 femtolitros (fL).  Cuando el valor es de 100 fL o mayor se considera que existe macrocitosis, que equivaldría a decir que los glóbulos rojos son más grandes de lo habitual. Es un problema frecuente. Entre el 2 y el 6% de los adultos lo tienen.

Solo cuando los glóbulos rojos son muy jóvenes (reticulocitos), por contener mucha agua, tienen un tamaño superior a 100 fL. Los demás glóbulos rojos tienen un tamaño inferior porque pierden parte de esa agua y solo en caso de otras anomalías tendrían un tamaño mayor.

Las causas de una macrocitosis, una vez descartado que no se trata de un error de laboratorio, son:

  • Alcoholismo. No se conoce el mecanismo exacto de porqué el alcoholismo produce macrocitosis, reversible al dejar de beber.
  • Déficit de vitamina B12 o de ácido fólico. Porque no se tome una cantidad suficiente en la alimentación o porque no se absorba bien.
  • Algunos medicamentos: hidroxiurea , metotrexato, zidovudina , azatioprina, cladribina, imatinib y sunitinib.
  • Hipotiroidismo. El mecanismo por el que se produce no está claro, aunque no es infrecuente la asociación entre hipotiroidismo y anemia perniciosa, dos problemas que pueden tener un origen autoinmune.
  • Síndromes mielodisplásicos . Debe descartarse en personas mayores que tengan alteraciones también en glóbulos blancos y plaquetas.
  • Enfermedades hepáticas, sobre todo las relacionadas con el alcohol.
  • Reticulocitosis. Cuando hay un porcentaje mayor del habitual de glóbulos rojos jóvenes en la sangre, puede existir macrocitosis.
  • Enfermedades raras como la enfermedad cardiaca congénita, el síndrome de Down, la anemia de Fanconi o la anemia diseritropoyéctica congénita .

En algunos casos puede no encontrarse un problema con el que relacionarla.

Si tu médico encuentra macrocitosis en un análisis rutinario, habitualmente te lo repetirá y puede que además te haga:

  • Una historia y una exploración detalladas buscando alguna de las causas mencionadas antes o situaciones que puedan producir falsas macrocitosis, como un episodio de hiperglucemia importante en pacientes diabéticos.
  • Un examen de un frotis de sangre (visión directa al microscopio de una muestra de sangre)
  • Recuento de reticulocitos: Si su recuento absoluto es inferior a 100 000/ microlitro, se puede descartar que sea la causa responsable de la macrocitosis .
  • Hormona estimulante del tiroides
  • Determinación de vitamina B12 y ácido fólico
  • Pruebas de función hepática
  • Proteinograma.

La macrocitosis debe considerarse un síntoma, por eso el tratamiento debe ir orientado a corregir el problema de base.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org