Melasma

¿Qué es el melasma?

El melasma es una mancha marrón que puede aparecer en zonas expuestas al sol como mejillas, frente, labio superior, nariz o barbilla. Suele ser simétrica, de bordes irregulares y pigmentación homogénea.

No se sabe por qué aparece. Casi siempre afecta a las mujeres y es un problema relativamente común, más frecuente en las personas de piel más oscura y con antecedentes familiares de otros casos. Otras circunstancias que la hacen más probable son:

  • El embarazo (se suele llamar cloasma)
  • Los tratamientos hormonales (Anticonceptivos orales, terapia hormonal sustitutiva, tratamientos con estrógenos)
  • Alteraciones del tiroides.
  • Algunos cosméticos y fármacos.

 

¿Cómo se diagnostica el melasma?

Habitualmente no son necesarias pruebas. En ocasiones tu médico puede utilizar una luz especial (luz de Wood) para valorar la profundidad del melasma en la piel. Cuando solo afecta a la capa superficial de la piel responde mejor al tratamiento.

¿Cómo se trata el melasma?

No hay un tratamiento que haya demostrado ser mucho mejor que los demás en estudios científicos. Los más utilizados son:

Protectores solares. Deben utilizarse en todos los casos.

Hidroquinona al 2%. Es la más utilizada. Una concentración mayor no es más eficaz y puede tener más efectos secundarios. Mejoran más del 60% de los casos. Su efecto empieza a percibirse sobre las 6 semanas y hay que mantener el tratamiento de 3 a 12 meses. Las reacciones adversas más frecuentes son: enrojecimiento, escozor, decoloración de las uñas y “despigmentación en confeti”, sobre todo si se usa una concentración alta.

Cremas para el acné (ácido azelaico), retinoides tópicos (tretinoína, adapaleno) y tratamientos exfoliantes (ácido glicólico). Se utilizan menos que la hidroquinona, por separado o combinados.

Combinaciones. Algunos estudios demostraron que una triple combinación (hidroquinona al 4%, tretinoína al 0.05% y acetónido de fluocinolona al 0.01%) resultó más eficaz que la hidroquinona sola y que otras combinaciones. Es bien tolerada, pero no debe hacerse un uso prolongado porque contiene un corticoide.

Las exfoliaciones químicas (peeling) y las terapias láser también pueden ser útiles en casos de melasma, pero pueden producir pigmentación cutánea.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org