Consejos dietéticos en Enfermedad Renal Crónica

Consejos dietéticos para personas con Enfermedad Renal Crónica

Para las personas con enfermedad renal crónica es muy importante una nutrición adecuada para mantener su energía, fuerza, patrones saludables de sueño, salud de los huesos y cardiovascular y una buena salud mental.

Si tienes enfermedad renal crónica, aunque hay algunos consejos generales que pueden ayudarte, las necesidades nutricionales pueden ser muy diferentes según el grado de enfermedad y del tratamiento que recibas. Pide consejo personal a tu médico ya que la dieta debe adaptarse a cada etapa.

Algunas personas con enfermedad renal crónica están mal nutridas cuando descubren su problema y precisarán un asesoramiento personal y una dieta ajustada a su situación de partida.

En general, para las personas con enfermedad renal crónica que no están en diálisis, la dieta habitual tendrá menor contenido en proteínas y fósforo que la de una persona sana de las mismas características. Las personas con enfermedad renal crónica tienen dificultades para eliminar los residuos del metabolismo de las proteínas y tienden a acumular fósforo.

Aunque no hay acuerdo científico claro sobre la magnitud que debe tener la restricción de la ingesta de proteínas, a modo orientativo, en una persona sin una situación de partida de malnutrición y con un peso apropiado, estas cantidades podrían ser adecuadas:

  • Personas con un filtrado glomerular mayor de 60 mL/minute/1.73 m2 (enfermedad renal crónica, estadíos 1-2): No reducir la ingesta proteica, salvo progresión de la enfermedad.
  • Personas con un filtrado glomerular entre 30 y 60 mL/minute/1.73 m2 (enfermedad renal crónica, estadío 3): tomar 0.75 g/kg/día de proteínas.
  • Personas con un filtrado glomerular menor de 30 mL/minute/1.73 m2 (enfermedad renal crónica, estadíos 4-5) que no están en diálisis: 0.6 g/kg/día de proteínas.
  • Mantener una ingesta adecuada de calorías: Personas menores de 60 años: 35 kcal/kg/día; Personas de 60 años o mayores: 30-35 kcal/kg/día. Esta ingesta es orientativa y debe adaptarse a la actividad física y al índice de masa corporal.

Otros nutrientes a tener en cuenta en prediálisis:

  • Calcio: 1,5-2 g/día
  • Fósforo: 0,6-1 g/día
  • Sodio: 1,8-2,5 g/día
  • Potasio: 1,5-2 g/día
  • Piridoxina: 5-10 mg/día
  • Ácido fólico: 1 mg/día
  • Vitamina C: menos de 100 mg/día

La ingesta de proteínas adecuada para personas que están tratadas con hemodiálisis es de 1,2 g/kg/día. Estas personas deben prestar especial atención y controlar la cantidad de líquido que beben y evitar comer alimentos con demasiado sodio, potasio y fósforo.

Para las personas en diálisis peritoneal la cantidad adecuada es 1,2-1,3 g/kg/día. Estas personas pueden tomar más alimentos ricos en potasio, puesto que la diálisis peritoneal lo elimina con mayor eficacia que la hemodiálisis. Además deben tomarse en consideración las calorías que se aportan durante la misma.

Las personas que están en diálisis necesitan consejo dietético especializado.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org