¿Qué es la diabetes tipo 1?

¿Qué es la Diabetes Mellitus tipo 1?

La diabetes es un trastorno de causa desconocida que se caracteriza por un aumento de la glucosa (azúcar) en la sangre (glucemia) debido a que el cuerpo no la regula adecuadamente por problemas con la insulina. A menudo, acompañando a la diabetes, están aumentadas las grasas de la sangre y la presión arterial.

La insulina se encarga de regular la producción y eliminación de la glucosa de la sangre. Actúa como una llave que facilita la entrada de glucosa en las células y su transformación en energía.

En la diabetes tipo 2 no se produce la insulina suficiente o el cuerpo no es capaz de responder adecuadamente a la que se produce, la glucosa no penetra en las células y se acumula en la sangre. La diabetes tipo 2 o del adulto es el tipo más frecuente de diabetes.

En la diabetes tipo 1 las células del páncreas están destruidas y no se produce insulina por lo que las personas que la padecen se tratan siempre con insulina. La diabetes tipo 1 o infantil es una enfermedad rara (1 de cada 300 personas) que se suele iniciar durante la infancia o juventud. En la diabetes tipo 1 nuestro sistema de inmunitario ataca y destruye las células del páncreas encargadas de producir insulina. No se sabe porqué.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1?

Los síntomas de la diabetes tipo 1 suelen aparecer de forma brusca, en pocos días o semanas. Los más habituales de son:

  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • Más cantidad de orina (poliuria)
  • Aumento del apetito (polifagia)
  • Cansancio, pérdida de peso y malestar general.

Si notas todos o alguno de estos síntomas debes consultar a tu médico.

Con el paso de los años aparecen las complicaciones y los síntomas relacionados con ellas.

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 se diagnostica midiendo la cifra de glucosa en sangre. Inicialmente puede hacerse con una tira reactiva en una muestra de sangre obtenida por un simple pinchazo en el dedo. Más tarde se confirma midiendo la glucosa en plasma obtenido mediante una extracción de sangre venosa.

Habitualmente la diabetes tipo 1 está acompañada de síntomas desde su inicio y la Glucosa en plasma es mayor o igual a 200 mg/dl (11.1 mmol/l), por lo que puede diagnosticarse la diabetes mediante una determinación de la glucosa en sangre.

¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 puede tener estas complicaciones:

  • El aumento de la glucosa en sangre (Hiperglucemia) hasta valores muy altos puede producirte somnolencia, deshidratación y coma y poner en peligro tu vida.
  • La disminución de la glucosa en la sangre a menos de 70 mg/dl (hipoglucemia) por efecto de un tratamiento excesivo puede producir temblor, sudor frío, vista borrosa, ansiedad, palpitaciones, sensación de hambre. O incluso debilidad importante, mareos, confusión y pérdida de conocimiento, si fuera más grave.
  • A más largo plazo la hiperglucemia va dañando los vasos sanguíneos y puede ocasionar:
  • Arterioesclerosis: se forman placas dentro de las arterias que disminuyen poco a poco el paso de la sangre. Muchas veces este proceso no suele dar síntomas hasta que la arteria se cierra totalmente. Los síntomas dependen de la situación de la arteria (corazón, cerebro, riñón…)
  • Problemas en la vista. Con el paso de los años, especialmente si el control de la glucosa no fue adecuado, se dañan las arterias de la retina con la consiguiente pérdida de visión.
  • A la larga también se puede dañar el riñón (insuficiencia renal) y los nervios (neuropatía diabética).

En general cuanto peor es el control de la glucosa, antes aparecen estas complicaciones y sus síntomas asociados

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org