Tromboflebitis superficial

¿Qué es la tromboflebitis superficial (TS)?

La tromboflebitis superficial (TS) es la inflamación de una vena cercana a la piel que generalmente se localiza en alguna variz. La variz es una dilatación de una vena que se produce cuando sus válvulas se estropean y que suele afectar a las piernas.

Aunque en la TS la vena está inflamada y habitualmente contiene un coágulo en su interior, no es un proceso tan serio como la trombosis venosa profunda (TVP). El trombo está más adherido y la vena no está rodeada de músculos que la aprieten, por lo que no suele desprenderse.

La TS suele resolverse en pocas semanas y habitualmente sin complicaciones. Sin embargo, en algunos casos, los trombos pueden implicar a una vena profunda y producirse una TVP. Los coágulos que se forman en las venas profundas de los muslos tienen más probabilidades de desprenderse y de causar embolia pulmonar.

¿Cuáles son las causas de la tromboflebitis superficial (TS)?

Los factores de riesgo para que en una vena se desarrolle una tromboflebitis superficial (TS) son:

  • Un traumatismo sobre una vena.
  • Una punción sobre una vena para realizar una prueba, administrar un medicamente o mantener un catéter venoso para administrar medicamentos.
  • Haber tenido previamente una trombosis venosa profunda o una TS es un factor de riesgo para tener más de una.
  • Algunas enfermedades hereditarias que hacen que la sangre se coagule con más facilidad.
  • El tratamiento con hormonas (anticonceptivos hormonales o tratamientos sustitutivos en la menopausia) aumenta la posibilidad de que la sangre se coagule.
  • El embarazo, el cáncer, el tabaco también aumentan la posibilidad de que la sangre se coagule.

En muchas ocasiones la TS aparece sin una circunstancia con la que se le pueda relacionar, sin una causa aparente.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tromboflebitis superficial (TS)?

Los signos y síntomas más frecuentes de una TS son:

  • Hinchazón, enrojecimiento, calor y dolor a la presión  en una vena próxima a la piel.
  • La vena suele estar endurecida por la inflamación y por la existencia de un coágulo en su interior.
  • En ocasiones la piel que está encima de la variz inflamada es más oscura que en el resto de la pierna.

¿Cómo se diagnostica la tromboflebitis superficial (TS)?

El médico te hará unas preguntas para valorar los riesgos personales de desarrollar una TS y te explorará la zona inflamada. Normalmente no hará falta realizarte más pruebas para diagnosticarte y tratarte.

En algunos casos, cuando se sospeche alguna alteración de la sangre, puede proponerte realizar un análisis de sangre.

En caso de que la TS sea recurrente o no exista una explicación clara de por qué ocurre, puede ser necesario realizar alguna prueba más ya que puede estar relacionada con alguna enfermedad más rara.

Si sospecha que la inflamación afecta también a las venas profundas te indicará realizar una ecografía especial. La ecografía transforma en imágenes el rebote de los ultrasonidos contra las diferentes estructuras de la pierna y así detecta la existencia de coágulos. No es dolorosa ni tiene contraindicaciones.

¿Cómo se trata la tromboflebitis superficial (TS)?

A diferencia de la trombosis venosa profunda, en la mayoría de casos de TS no son necesarios los medicamentos anticoagulantes, ya que el riesgo de embolismo pulmonar es muy pequeño.

Si los síntomas son leves, puede no ser necesario ningún tratamiento. La mayoría de TS evolucionan favorablemente en 3-5 semanas sin tratamiento.
En caso de que los síntomas sean más importantes, puede ser recomendable o necesario:

  • Mantén tus actividades. No es necesario ni conveniente hacer reposo.
  • Algunos médicos recomiendan el calor seco sobre la vena inflamada pensando en aliviar el dolor, otros aplican frío pensando en reducir la inflamación. Escoge la opción que mejor te vaya.
  • Tu médico te recomendará un antiinflamatorio, habitualmente ibuprofeno, para disminuir la inflamación y aliviar el dolor. En caso de alergia a los antiinflamatorios puede tomarse paracetamol.
  • Las cremas heparinoides o antiinflamatorias pueden utilizarse, alivian los síntomas locales, aunque no influyen sobre la extensión ni las complicaciones de la TS.
  • Fondaparinux, un tratamiento anticoagulante inyectable administrado durante 6 semanas, alivia los síntomas, reduce la extensión y la posibilidad de recurrencia y la posibilidad de tromboembolismo venoso sintomático. Otros tratamientos anticoagulantes inyectables también alivian los síntomas, reducen la extensión y la posibilidad de recurrencia, pero no influyen en la posibilidad de que aparezca o no un tromboembolismo venoso.
  • Las medias de compresión graduada alivian el dolor y pueden disminuir las complicaciones, especialmente si se combinan con cirugía.

Tu médico te aconsejará sobre una opción u otra según la gravedad de los síntomas y el riesgo personal de sufrir complicaciones.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org