Hipotiroidismo

¿Qué es el hipotiroidismo?

 La glándula tiroides está situada en la parte anterior del cuello y produce la hormona tiroidea. La hormona tiroidea tiene un papel importante en la forma de utilizar la energía por nuestro cuerpo.
Cuando el tiroides no produce cantidad suficiente de hormona tiroidea, hablamos de hipotiroidismo.

El hipotiroidismo puede ser causado por varios problemas:

  • Enfermedad de Hashimoto o tiroiditis autoinmune. El sistema de defensa de nuestro cuerpo no reconoce como propio el tiroides y lo ataca haciendo que su función se deteriore y no se produzca hormona tiroidea suficiente.
  • En ocasiones puede ser necesario extirpar parte del tiroides o destruirlo con iodo radiactivo, por la existencia de tumores o por hipertiroidismo. Como consecuencia, puede quedar poco tiroides funcionante.
  • Algunos medicamentos como la amiodarona o el litio también pueden causar hipotiroidismo.
  • Finalmente el hipotiroidismo puede deberse a defectos hereditarios de producción de hormona tiroidea. Son raros y suelen ser de nacimiento.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

Inicialmente la persona con hipotiroidismo puede no tener síntomas y detectarse el hipotiroidismo en un análisis general.

Habitualmente, cuando la hormona tiroidea está baja, los procesos metabólicos se enlentecen y la persona se puede notar más lenta, más cansada, incluso triste, tener más frío y ser propensa al estreñimiento.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

 Si tu médico sospecha que puedas tener hipotiroidismo seguramente te preguntará acerca de cómo te sientes, si te afecta el frío, cómo es tu hábito intestinal, si tomas algún medicamento o si te han tratado previamente de algún problema de tiroides. Te explorará el tiroides palpándote la parte anterior del cuello y te pedirá unos análisis que midan al menos la TSH (hormona estimulante del tiroides) y la hormona T4 (tiroxina).

La TSH está producida en la hipófisis (una glándula que está en la cabeza) y la T4 por el tiroides. La TSH aumenta cuando al tiroides le cuesta mantener en la sangre la cantidad de T4 que el cuerpo necesita.

En la mayoría de casos de hipotiroidismo la TSH está elevada y la T4 está normal o baja. Es decir, al tiroides le cuesta mantener el nivel de T4 en la sangre y la hipófisis produce más TSH para estimularlo. Es el hipotiroidismo por fallo del tiroides o hipotiroidismo primario. Habitualmente no serán necesarias más pruebas.

En raras ocasiones TSH y T4 están bajas, lo que indicaría que el fallo está en la hipófisis. Esto se llama hipotiroidismo secundario, es muy raro y no nos referimos a él cuando hablamos de hipotiroidismo sin más.

¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

 Afortunadamente existe tiroxina sintética, igual a la que produce nuestro organismo, que puede tomarse como un medicamento. Esta T4 sustituye a la que no puede producir nuestro organismo cumpliendo sus funciones perfectamente.

Tu médico te hará análisis periódicos (tras 8-10 semanas de cada cambio de dosis) y se fijará en el nivel de TSH para ver la cantidad que necesitas tomar. Cuando estés tomando la cantidad necesaria para sustituir la que no puede fabricar tu tiroides, la TSH será normal.

Una vez determinada la cantidad de T4 que necesitas, los análisis pueden espaciarse mucho. Las necesidades de T4 cambian poco a lo largo de la vida, salvo en situaciones especiales como los embarazos, en las que tu médico te ajustará el tratamiento.

También puede ser necesario revisarlo si tus síntomas reaparecen o no mejoran, si aumentas o bajas de peso o si necesitas tomar algún medicamento que interfiere con la T4. Consúltalo siempre.

El tratamiento debe hacerse según indique tu médico, habitualmente de forma indefinida, y no debe suspenderse aunque los análisis estén normales.
Si dejas de tomar la pastilla de T4, los análisis se alterarán. Si te olvidas con frecuencia de tomar alguna pastilla y tu médico te hace un análisis, debes advertírselo porque puede pensar erróneamente que necesitas más dosis cuando en realidad lo que ocurre es que no estás tomando el tratamiento según lo que él te indicó.

© 2017 Hixea | Arriba

Quienes somos Hixea es un proyecto que tiene como finalidad elaborar material de educación sanitaria dirigida a pacientes. Está en fase de pruebas por lo que el material que aparece en esta web no tiene utilidad temporalmente. Puedes enviar sugerencias, comentarios o preguntas a info@hixea.org